viernes, 10 de agosto de 2012

Se marcha un diez mas, y ya van dos.

Cuando tus lunares dejaron de ser mi hoja de ruta me desvié del camino, tomé un atajo, una carretera que no desembocaba en el mar. Y aparecieron las preguntas suicidas al amanecer. Nunca encontré respuestas ni consuelos, se esfumó el amor... se acabó el tiempo. (a otra cosa mariposa)

No hay comentarios:

Publicar un comentario