jueves, 10 de enero de 2013

WELCOME 2013


Primer hoja del dos mil trece. La vida nos regala un año nuevo, una libro en blanco. Un año para no pensar en los que hacen falta, sino en los que están.
Sigo perdiéndome en el mundo, siempre con un par de amigos como equipaje.
Dejo atrás algún que otro desamor que me enseñó entre otras cosas, que de nada sirve el rencor; el mundo se encarga de poner a cada persona en su lugar, y es ahí donde deben estar. Que a veces las cosas cumplen su ciclo y no hay otra explicación más que esa, y que el amor es infinito mientras dura.  Siempre serás alguien especial.
Tengo una lista de un millón de batallas que ganar. Ya sabrás, aprender a manejar, terminar el colegio, bailar, y viajar. Viajar al fin del mundo si hace falta. ¿Las tuyas qué serán?
Sigo con las mismas alegrías, la misma sonrisa y la misma autenticidad. Sumo algunas experiencias más.
En este año hemos cambiado, no lo dudo. Pero aún somos los mismos.
El año que pasó fue sin duda, uno de cambios. Este que viene, es para evaluar sus resultados y disfrutar de lo nuevo que comienza.
Sigo enamorándome de la vida y de Buenos Aires, de las noches de borrachera y de las mañanas con café.
Me enamoran mis amigos, me enamoran las palabras, me enamora mi vida.  ¿Me enamoras tú?



 Feliz dos mil trece. Hagamos que cada año sea mejor. Brindo por eso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario